Nuevas formas de convivencia durante la cuarentena

En la actualidad se enfrentan retos que tal vez ninguno se imaginó atravesar. Llevar una rutina diaria de trabajo, educación, vida social, salidas con la familia era lo cotidiano y a eso se estaba acostumbrado; pero surgió algo inesperado, un virus que obliga a la humanidad a un confinamiento en casa, el cual se traduce también en cambio, adaptación, y, sobre todo, convivencia, por ello es importante garantizar una sana relación mediante diversas actividades.
Ahora, después de unos meses de aislamiento social preventivo obligatorio, muchas cosas han cambiado, y la dinámica en los hogares no es la excepción, en la mayoría de los casos se encuentran viviendo las veinticuatro horas del día juntos: las labores del hogar, el teletrabajo, las responsabilidades educativas, los padres y madres están más tiempo en casa.
Prestar especial atención a las necesidades emocionales y psicológicas de las familias es de suma importancia para crear estrategias de acompañamiento a los hogares de FCC, siendo esto un pilar fundamental en el proceso de formación de nuestros niños, niñas adolescentes y sus familias.

Aspectos relevantes en las nuevas formas de convivencia

Por supuesto todo esto ha traído cosas positivas y otras que generan ciertas dificultades en la convivencia. La generación de estrés, ansiedad y frustración son factores preponderantes en este tiempo, cambios de rutina diaria para cada miembro de la familia, compartir el mismo espacio físico en un lapso de tiempo largo, redistribuir los ingresos económicos; en fin, han sido múltiples los aspectos que pueden llegar afectar la convivencia familiar y dificultar las formas de relacionamiento en la casa.
A pesar de todas las dificultades presentes, es importante resaltar aspectos positivos del confinamiento, este puede resultar esperanzador, ya que no todo es malo. La cuarentena ha ofrecido una gran oportunidad para el reencuentro familiar y el reconocimiento de cada uno de sus miembros como parte de un todo, que en unidad y trabajo en equipo puede ir hacia nuevas formas de convivencia basada en el amor, tolerancia, respeto y honestidad, como ejes fundamentales para la salud socio-afectiva de los miembros de la familia.
Igualmente se han generado cambios en la forma como expresamos el afecto. La restricción en la cercanía corporal como los abrazos y besos puede estar constituyendo un factor de impacto luego de pasada esta coyuntura. Por tal motivo es importante fortalecer los lazos tanto familiares como sociales, creando estrategias para manifestar el afecto y generación de vínculos con los demás.

Tener en cuenta frente al cambio presente:
Calmar el miedo: Sobre todo, en los niños, ya que ahora escuchan con más frecuencia sobre noticias trágicas y cosas que quizá no entiendan. Escucharlos, enseñarles a colocar un nombre a sus emociones y luego realizar dibujos o pinturas que les ayuden a gestionar tus temores. Debemos mantener la calma, ya que esto brinda soporte al resto de la familia. Para ello es conveniente informarse con fuentes confiables, como los reportes de la Organización Mundial de la Salud y evitar las fuentes que puedan causar ansiedad.
Mantener la comunicación y aprender a escuchar: Es esencial para que, entre todos, se supere el miedo que existe en torno a la situación actual. Debemos permitir que niños y adultos mayores lo puedan expresar y formular sus preguntas. No puede ser solo una voz la que se imponga. Todos pueden comunicar sus temores, y la idea es no hacerles sentir mal por ello. Desde el amor, debemos estar dispuestos a escuchar.
La colaboración: Compartir responsabilidades en tiempos de crisis puede resultar un aliciente para ayudar a algunos miembros del hogar a sobrellevar la situación. Esto es importante para cooperar.
Tareas con los hijos: Las responsabilidades de los hijos puede ser un factor de estrés para algunos padres y madres, pero qué tal si lo vemos como una oportunidad de compartir, de conocerlos más, podría ser de gran crecimiento familiar. Pero además permitirles realizar sus deberes ellos mismos estaremos trabajando en su autonomía y responsabilidad.
Redistribuir los espacios: Pensar que, aunque se permanezca dentro de casa por la cuarentena no es sinónimo de estar acostados o sin nada qué hacer. Es importante mantener tareas y rutinas habituales.
La tecnología: Los medios informáticos en este momento se han convertido en la primera herramienta de comunicación para efectos de trabajo, vida educativa y relacionamiento social. Utilizarlos de forma adecuada resulta de gran beneficio durante este momento de crisis.

¡Es tiempo de trabajar el autocontrol, la tolerancia y la empatía!

Referencias
Mercado, R. G. (2020). Propuesta de atención para los servicios de psicoterapia en línea
(telepsicoterapia) derivados del Covid-19 en México. Psicología y Salud, 30(1), 133-136.
Vela, M. F., Rossi, D., Sánchez, J. L., Carrión, A. Q., Mesa, Z., Lucero, Y., & Belamate, C. La
relajación percibida y su rol como factor protector frente a la ansiedad fóbica durante el transcurso
del aislamiento social, preventivo y obligatorio por covid-19 en el gran Mendoza.
de Psiquiatría, J. D. A. E. (2020). COVID-19, crisis y respuesta en salud mental. Revista de
Psiquiatría Infanto-Juvenil, 37(1), 3-4.
Granja, S. M. (11 de Abril de 2020). Cuarentena: Una gran oportunidad para fortalecer la familia.
Recuperado de https://www.eltiempo.com/vida/educacion/como-manejar-el-confinamiento-en-
familia-durante-la-cuarentena-478338

Author avatar
Fútbol Con Corazón

Post a comment

Usamos cookies para brindarte la mejor experiencia.